La cruda realidad

“La CUS no va a cubrir los derechos de la salud de la gente”

Jorge Yabkowski, presidente de Federación Sindical de Profesionales de la Salud de Argentina (FeSProSa), se refirió al lanzamiento de la Cobertura Universal de Salud (CUS) en comunicación con “Con el Pie Izquierdo” (Radio Sur FM 88.3).

Esta semana el gobierno anunció el lanzamiento de un programa piloto como primer paso para implementar la CUS en todo el país. Distintos especialistas advierten que se trata de una “pseudo privatización” del sistema de salud vigente. Yabkowski analizó las implicancias de esta iniciativa del gobierno.

Yabkowski-II.jpg

¿Es este el tercer falso lanzamiento? ¿Qué va a cubrir?

La CUS ya la lanzaron el año pasado, y ahora la volvieron a lanzar pero en realidad no ha comenzado su implementación. Si analizás el presupuesto 2018 hay 23 mil millones de pesos destinados a financiar esta cobertura universal. Pero en los presupuestos provinciales no hay nada. Si desglosás ese presupuesto nacional, 13.128 millones son para el viejo programa de atención a los beneficiarios de pensiones no contributivas, 5 mil millones para el plan de vacunación, 1.784 para la atención de la madre y el niño (leche, medicamentos, determinaciones neonatales, etc.) y 1.229 para el CUS Medicamentos, el antiguo Remediar. El único programa de Seguro Público es el SUMAR que tendría 2.252 millones para 4,7 millones de beneficiarios según el presupuesto. Cuarenta pesos por persona por mes ¿qué se puede cubrir con ese presupuesto?

Existe un fideicomiso de 8 mil millones están en un fondo fiduciario del Banco Nación y rindieron 1000 millones de intereses, pero no se usaron todavía porque no se terminó de construir la unidad ejecutora por las peleas entre el gobierno y la CGT. Pero el año que viene está previsto gastar 3 mil millones para la organización del seguro, armar el padrón, etcétera.

La prueba piloto que anunciaron en Guaymallén, lo único que va a hacer es introducir un sistema de informatización y digitalización en redes de atención primaria y repartir un carnet que les va a servir para atenderse como siempre. Porque plata nueva y fresca para la CUS ni en Mendoza ni en el país y porque no está organizada ya que ni siquiera se empezó a armar el padrón de beneficiarios por la pelea entre la CGT y el gobierno.

Son más bien operaciones mediáticas, como las que hacen cuando aparece Santiago Maldonado un día en Orán, un día en Chile y otro en Birmania, pero Maldonado sigue desaparecido.

¿Entonces no va a alcanzar a 15 millones de personas?

Para que alcance a 15 millones de personas un seguro de pobres hay que destinar una cantidad de fondos que ni el gobierno nacional ni los provinciales están dispuestos a poner. La única manera de que funcione es sacando esa plata de los presupuestos históricos de los hospitales y centros de salud y ponerla en el seguro. Y que los hospitales cobren de acuerdo a lo que atiendan del seguro pero que no tengan un presupuesto propio. Y lo mismo para otro tipo de centros de atención.

Esa gran transformación que es la transferencia de los presupuestos históricos es lo único que pueden brindar para atender vía seguro a 15 millones de personas, restringiendo derechos y con una canasta básica restringida.

Esto ya fracasó en Colombia, está fracasando en Perú y en México. Es absolutamente atractivo pero no por nada largaron el decreto en agosto de 2016 y no han hecho absolutamente nada. Lo único en que han avanzado es en algunas ambulancias, sacarse fotos con el ministro de Salud que firma la adhesión a la CUS, un lanzamiento de un programa de software en Guaymallén. Pero no del seguro tal como lo plantea la CUS.

Pero la gran operación política todavía está madurando. ¿Quién va a arrancar a los hospitales, centros de salud y a los trabajadores ese dinero para armar el seguro? Pero dinero fresco para salud no hay.

¿Es solo una operación política y de prensa?

Están tratando de crear las condiciones políticas y de aceptación en la comunidad para que en el momento en que peguen el zarpazo sobre los presupuestos públicos, la sociedad crea que todos van a poder atenderse donde quieran. Que si en el hospital tardan mucho en atenderte vas a poder ir a una clínica. Esta operación de Clarín es para preparar el terreno para avanzar sobre los presupuestos públicos y los derechos de los trabajadores.

¿Cómo están organizándose para dar el debate?

Estamos en la campaña del movimiento por el derecho a la salud por todo el país explicando esta falacia. Y vamos a culminar con una marcha al Ministerio de Salud el 1ero de diciembre con delegados extranjeros de los países donde se aplicó la CUS y de países que están luchando contra la privatización como España para debatir con toda la sociedad realmente este modelo de seguro que seguro no va a cubrir los derechos de la salud de la gente.

(*) Fuente: Notas Periodismo Popular

···